Nace en Barcelona una asociación plural, impulsada por el notario Mario Romeo, que busca pactar un autogobierno amplio. Joan Tàpia

Tras la reunión de la junta de fiscales que apoyó la querella contra Artur Mas, el pasado miércoles, las espadas estaban en alto. La distancia entre las fuerzas que apoyaron la consulta y el Gobierno de Madrid tendía a la inmensidad. Y, sin embargo, aquella misma tarde el notario Mario Romeo, el escritor y periodista Jordi Garcia Solé y el inspector de trabajo Enric Sanabre presentaron en el Col·legi de Periodistas La Tercera Via: Diàleg i Acord, una nueva asociación que pretende desbloquear el conflicto entre el independentismo catalán y el inmovilismo español trabajando para hacer realidad un punto de encuentro que sus promotores están seguros que tendría el apoyo mayoritario de la sociedad catalana.

Llegir la notícia completa