El líder del PSOE, Pedro Sánchez, desembarcó este mediodía en Sitges recogiendo la propuesta del Cercle d’Economia de volver a “tender puentes” y pidió al president Artur Mas que “reconsidere” su postura “frentista” tras el resultado de las elecciones del pasado domingo. Sánchez sólo ofreció un “reformismo constitucional” que permita a los catalanes votar unan nueva Constitución y un nuevo Estatut.

El secretario general del PSOE se ofreció durante su conferencia en la XXXI Reunió del Cercle como la alternativa al PP del presidente de Mariano Rajoy. Sánchez se apropió de los resultados de las elecciones municipales del pasado domingo y dijo que “el PSOE ha entendido el mensaje de la ciudadanía” y añadió que “estamos preparados a gobernar el cambio” al tiempo que recordaba la figura del expresidentes Felipe González.

Llegeix l’article sencer