Admiro a Antonio Díaz, el Mago Pop. Fui a verle a Barcelona y me pareció uno de los espectáculos más fascinantes que se pueden hacer en un teatro. Antonio te deja con la boca abierta, te intriga, te pega a la silla, te hace reír, te emociona. Desde que de niño soñaba con hacer lo mismo que David Copperfield, volar por el escenario, el Mago Pop nos ha demostrado que de ilusión también se puede vivir. Pero al joven mago le está saliendo competencia. Si él tiene programa en Discovery Max, hay otro popular mago que podría tener hasta su propio canal de televisión (si es que no lo tiene ya): Discovery Mas. Estoy hablando del ‘president’ de la Generalitat. Para mí, Artur Mas es el Mago Pop de la política. Pedazo ilusionista. ¡Le da mil vueltas a Antonio!

 

Llegeix l’article sencer