En Madrid ya daban a Artur Mas por liquidado y el muerto ahora parece que revive. Me explico. Buena parte del Madrid político y mediático llegó a creer hace unos días en el éxito de la maniobra de Esquerra Republicana –auspiciada personalmente por Oriol Junqueras–, para conseguir la neutralización política de Mas mediante la imposición de una estrambótica lista electoral “sin políticos”. Existía el convencimiento en la capital de España de que Mas se hallaba esta vez ante el definitivo callejón sin salida. (….)

 

Llegeix l’article sencer