Un acto de presentación a lo grande, con casi toda la “cúpula” del PSOE que acudió para celebrar el evento organizado por la asociación La Tercera Vía, constituida en septiembre de 2014 bajo la presidencia de Mario Romeo García. Una organización que no está vinculada a ningún partido, pero que ha conseguido reunir hasta cuatro secretarios del PSOE – Felipe Gonzáles, Joaquín Almunia, Alfredo Pérez Rubalcaba y Pedro Sánchez, además de otros políticos y personalidades del mundo de la cultura – en un acto que no estaba organizado por el partido socialista español.

La asociación tiene la finalidad de llegar a una solución pacifica y compartida por todos los partidos para el futuro de Cataluña, estando preocupada por el éxito de las elecciones del 27S que podrían dar demasiado poder a Artur Mas y llevar a una deriva soberanista.

Mario Romeo García habló de una Cataluña y una España plurales, que deben llegar a desbloquear esta situación política e institucional que se ha creado entre ellas, que hasta ahora solo ha llevado a una ruptura de las relaciones y que no contempla ninguna solución positiva.

Romeo declaró que según su asociación, lo mejor sería una Cataluña autónoma dentro de España, “sin ser independentistas, sino catalanistas, con una Cataluña plural y diversa dentro de una España plural y diversa”. El presidente de La Tercera Vía está convencido de que no hay futuro para Cataluña fuera de España, porque la economía, la lengua y la cultura catalana están mejor protegidas dentro de España que en un estado autonómico.

laturca-la-tercera-viaHizo también un ejemplo relacionado con el deporte, afirmando que – por ejemplo – el FC Barcelona no sería un equipo tan grande si estuviera jugando fuera de España, en una liga catalana. Probablemente – siguió – tampoco sería capaz de ganar esta pequeña liga, visto que el éxito de este equipo está relacionado con la liga española, con la competencia del Real Madrid, con el número elevado de seguidores internacionales y de ingresos que esta liga permite ganar.

Como también afirmó Eugeni Gay Montalvo – magistrado del Tribunal Constitucional que también participó en el acto – Cataluña y España han llegado a ser lo que son, porque han trabajado juntas. Nunca habrían estado más libres y más involucradas en la política internacional, llegando a lograr tantos derechos, si se hubieran separado.

Romeo y Montalvo coincidieron en afirmar que lamentablemente los intereses políticos y electorales de algunos personajes y partidos políticos están provocando un sentimiento anti-español y anti-catalán que está levantando una frontera psicológica entre España y Cataluña.

A esta situación solo se podría remediar con el debate y la vuelta al diálogo, visto que – según Romeo – la mayoría de los españoles son demócratas y comprensivos con Cataluña. Ambos concluyeron con un llamamiento al diálogo, para llegar a un acuerdo entre todos que no excluya a nadie y que permita respetar la Constitución.

Sin embargo, el acto pareció carecer de unas propuestas concretas y válidas que se puedan proponer a los partidos políticos involucrados en este “conflicto”. Y la presencia masiva de los directivos del PSOE también demostró la carencia de ideas y propuestas concretas por parte de este partido, que solo supo apoyar una asociación “pro diálogo”, que desgraciadamente – igual que el partido socialista, no sabe cómo solucionar este asunto tan complejo.

El 27S se acerca y, sinceramente, ya no queda espacio para llamamientos ideológicos sin propuestas y soluciones reales.