Las plataformas Tercera Via –próxima al PSC– y Construïm –vinculada a Unió– se encuentran en el germen de una nueva iniciativa, Portes Obertes del Catalanisme, que se presentará el próximo día 14 en el espacio Francesca Bonnemaison. La nueva plataforma quiere ser una pieza más en el tablero político actual, un altavoz del catalanismo plural, abierto e integrador, un punto de encuentro intermedio entre el unionismo y el independentismo.

En este sentido, Portes Obertes al Catalanisme, explican fuentes de la entidad, nace para reivindicar el diálogo frente al actual desencuentro político, con el objetivo de dar continuidad a las aspiraciones sociales, culturales y políticas de Catalunya en un marco español y europeo.

Esta nueva plataforma, al contrario que Lliures –que también reivindica el catalanismo pero con un importante peso ideológico liberal–, nace sin la intención de convertirse en partido político. “Queremos ser un punto de encuentro, generar debate. Proponer soluciones a la actual situación de bloqueo”, apunta el presidente de Tercera Via, Mario Romeo. “Un espacio transversal desde el catalanismo”, añade el portavoz de Construïm, Ignasi Rafel.

Aunque en las filas de la nueva plataforma abundan personas próximas al PSC y a Unió –por lo que su base ideológica se puede definir como socialdemócrata y socialcristiana–, ésta pretende aglutinar a un amplio espectro de sensibilidades que creen que es necesario mejorar el encaje de Catalunya, pero sin llegar a la ruptura.

En el acto del día 14 se presentará un manifiesto en cuya lectura, señalan fuentes de la organización, está previsto que participen, además de Romeo y Rafel, el exalcalde de Barcelona Jordi Hereu o la también socialista Erika Torregrossa, así como Jordi Font, el profesor de Esade Carlos Losada, la activista social Núria Gispert o el abogado Leo Gay.