Mafalda decía en una de sus tiras cómicas: “Como siempre, lo más urgente no deja tiempo para lo más importante”. Viendo cuáles son las prioridades de los catalanes en la encuesta del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO), cualquier analista podría pensar que los políticos y la realidad viajan por vías paralelas que nunca llegarán a encontrarse. Mientras la política catalana está saturada por el soberanismo, con un enredo difícilmente explicable sobre la oportunidad de las listas unitarias (no sabemos si serán una, dos o tres e incluso desconocemos si las formarán personajes “de la sociedad civil” o incluirán también políticos), los ciudadanos parecen tener preocupaciones más terrenales.

Así, a la pregunta de cuáles cree que son los principales problemas actuales de Catalunya, un 60% cita el paro y la precariedad laboral, el 38,5% considera que es la insatisfacción por la política y, en tercer lugar, un 28,9% destaca el funcionamiento de la economía. Las relaciones Catalunya-España aparecen a continuación, con un 21,3% del total de las respuestas.

Llegeix l’article sencer