• El secretario general de UDC augura «poca vida» al gobierno que pueda surgir de un acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP

El secretario general de UDC, Ramon Espadaler, ha avalado la decisión del líder de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, de optar finalmente a encabezar la candidatura de los democratacristianos a las elecciones estatales. «Un responsable político en momentos de dificultad tiene que dar la cara y poner coraje; nos presentamos porque tenemos cosas que defender», ha dicho añadiendo que Duran decidió dar el paso por los resultados del 27S, que dejaron la formación fuera del Parlamento. Además, cree que «tiene un punto de fraudulento» no tener gobierno después de las elecciones: «Si se debe a que el acuerdo es muy difícil lo podemos medio entender, pero empiezo a intuir que quizás no interesa a las partes formar un gobierno antes del 20D«, ha afirmado en RAC1 este domingo.

El mismo Duran este sábado apuntó que tuvo la intención inicialmente de no repetir como candidato. «Es un ejercicio de responsabilidad que aplaudo», ha dicho Espadaler. «Un responsable político lo que tiene que hacer en momentos de dificultad es dar la cara, y qué mejor manera de hacerlo que poner la cara y el coraje en las elecciones más difíciles», ha resuelto Espadaler este domingo a RAC1.

Más allá de eso, Espadaler ha recordado que si se presentan es porque tienen «cosas que defender» como por ejemplo la salida dialogada de una situación que en clave nacional no los convence. En este sentido, Espadaler ha asegurado que hay muchas razones que explican el resultado del 27S pero cree que las hay también para seguir «picando piedra». Han cogido el pulso al partido y creen que el diagnóstico compartido pasa por «no flagelarse ni cambiarlo todo» sino defender las ideas que creen buenas para el país. «No dimitiremos de las ideas», ha afirmado.
Votar Unió es votar a quien está dispuesto a hablar con «uno y otro lado», y dejar atrás las posiciones «cerradas y unilaterales». «Somos gente capaz de dialogar», ha resuelto al admitir también que «para defender las ideas es mejor tener escaños». En cualquier caso, ha asegurado que seguirán trabajando con el objetivo de volver a tener representación en el Parlamento.

Gobierno después del 20D

Espadaler ha recordado que su formación había reclamado que las elecciones catalanas fueran más tarde, al menos después de las generales, y en plenas negociaciones entre Junts pel Sí y la CUP Espadaler ha advertido que tiene «un punto de fraudulento» no haber definido ejecutivo. «Si se debe a que el acuerdo es muy difícil lo podemos medio entender, pero empiezo a intuir que quizás no interesa a las partes formar gobierno antes del 20D; ¿entonces de qué ha servido hacerlo antes?», ha apuntado Espadaler. «Si los que nos decían ‘tenemos prisa’ ahora nos dicen que no tengamos, porque tenemos otras elecciones, es un poco feo», ha insistido.

En cualquier caso, también ha dejado claro que los partidos catalanes no tienen que «condicionar» sus posiciones en función del resultado de las estatales. Y ha augurado «poca vida» al gobierno que pueda surgir de un acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP.

Sobre la fuga de militantes

Espadaler ha asegurado que respeta a los militantes –entre los cuales hay alcaldes y dirigentes- que han decidido abandonar el partido. «Unió ha ganado en coherencia; tiene que ser muy incómodo y traumatizando defender lo que no crees», ha resuelto. Sobre datos de militancia, Espadaler ha asegurado que esta semana han registrado a un centenar de militantes nuevos en Barcelona. En otros territorios, la situación es «diferente», ha admitido sin cifrar el global de carnets. Además, ha situado la deuda de Unió en los 14 millones de euros.